jueves, abril 27, 2006

¿QUIÉN ELIGIÓ MEJOR?

En "Al Sur", uno de los ensayos que componen Virginibus puerisque, dedica Stevenson un largo párrafo a explicarnos la ventaja de quien sabe apreciar un cuadro sobre quien solamente puede comprarlo y poseerlo. Ambos han hecho un esfuerzo previo considerable: uno, para cultivar su espíritu; el otro, para hacerse con una fortuna. Ambos esfuerzos, reconoce el autor, tienen su mérito. Aunque para Stevenson no hay duda de que el segundo supo elegir mejor. Sin embargo, respecto a ésta alma privilegiada queda aún algo que decir:

... un grado de postración nerviosa, que otro hombre apenas llegaría a notar, es en él suficiente para tirar por la borda el fundamento de toda su vida, para suprimir, salvo en raros momentos, la efectividad de sus placeres y para encontrarse, donde quiera que vaya, con el fracaso, con la sensación de faltarle algo y con el desencanto del mundo y de la vida.

Sin duda, Stevenson hablaba por experiencia.

No hay comentarios: