lunes, mayo 29, 2006

ROMERO MURUBE

(Anotado ayer)

Paso la tarde del domingo hojeando Verso y prosa de Joaquín Romero Murube, la antología que el ayuntamiento de Sevilla editó al poco de su muerte. Echo también un vistazo a la biografía que más recientemente le hizo Juan Lamillar. Melancolía de lo menor, pero no del todo. De lo local, pero menos. Del fracaso literario, ma non troppo.

Me quedo con tres momentos.

El romance "Patio lejano", que empieza:

En el fondo de mi vida
hay un blanco, blanco patio,
patio de una casa grande
por el que ruedan mis años...

Uno de los aforismos (que él luego llamaría "sesgos") de Sombra apasionada (y que, al hilo de la actualidad periodística de hoy mismo, valdría para explicar los apuros que el viento de Levante causó a cierta dama real durante una vista oficial a San Roque):

El viento aquel día estaba lleno de demonios que desnudaban a las mujeres.

Y una acertada observación ¿política?, que también admite lecturas en clave de actualidad:

En el siglo XIX, cuando España quedaba reducida en el mapa del mundo a la mínima expresión, comenzó el uso de los espejos como elemento decorativo. Fue una medida política. La política de la nostalgia.

(¿No sería más bien, digo yo, un modo artificial de agrandar los horizontes súbitamente estrechados, para crear una ilusión de espacio, como se hace en las casas pequeñas?)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Conoces a Joaquín Romero Murube?

Disfrutarás leyendo la obra de este escritor palaciego.

Encontrarás un precioso recorrido literario por el pueblo, con lecturas extraídas de su libro Pueblo lejano, así como fotografías, ilustraciones, planos y comentarios entrando en el sitio:

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/ies_marismas/

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/iesromeromurube/

También puedes descargar libros.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Gracias por la información, de la que tomo buena nota.