domingo, junio 25, 2006

REENCUENTRO

A un amigo reencontrado después de veinte años:

-Hombre, no has cambiado nada. Te veo igual que antes.

(Y no sé si lo que acabo de decir es un piropo o una impertinencia.)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La edad no pasa en balde, aunque no lo parezca. El verdadero paso del tiempo esta en la mente y esa, a pesar de que no se vea, cambia. A veces se hace mas petulante, a veces mas negra, pero siempre menos sincera.

Anónimo dijo...

A un amigo con el que me hubiese gustado reencontrarme, pues hay amigos que dejan huella y no se olvidan en la vida.