sábado, julio 22, 2006

PIRATAS

No sé cómo se llamará la clase de asalto informático que acabo de padecer, pero seguro que tiene un nombre: una de esas empresas de pega que se anuncian mediante correos basura ha adjuntado nada menos que 47 comentarios a esta bitácora en cuestión de segundos. Cada uno de ellos contiene un elogio tópico ("excellent blog", "nice colour scheme", etc), seguido de un enlace con una sospechosa página. He perdido un buen rato rastreando esos comentarios fantasma y borrándolos: me niego a que este "blog" sea la plataforma publicitaria de nadie. Como medida cautelar, he restringido la posibilidad de adjuntar comentarios y ahora sólo permito los de usuarios registrados. Lo siento. En un plazo prudencial retiraré esta restricción, y será un placer seguir recibiendo comentarios de cualquiera.

4 comentarios:

Enrique Baltanás dijo...

Ya somos varios los blogueros que hemos tenido que moderar, restringir o incluso prohibir (ÁSlvaro Valverde, por ejemplo) los comentarios.
Se ve que algunos no saben usar la libertad.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

En este caso he sido víctima, creo, de una práctica mecanizada de carácter más o menos comercial (posiblemente fraudulento). Pero sí, qué duda cabe, estas cosas coartan el placentero disfrute de la libertad.

JLP dijo...

Hola. De vuelta tras casarme, irme de viaje y volver y justo antes de volver a irme. He leído los atrasos y lamento la ausencia.
No sé cómo registrarme sin tener que abrir un blog pero intentaré seguir interviniendo. Por cierto, yo sufro esas invasiones en mi correo de una forma brutal y ya no sé qué hacer. En fin...
Abrazos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Enhorabuena por la boda, a los dos. Y,nada, aquí se esperamos.