domingo, julio 02, 2006

POR PUNTOS

En realidad, el principio del carné por puntos -es decir, que uno cuente con determinada puntuación de partida, y vaya perdiendo puntos conforme comete errores o infracciones- podría aplicarse a casi todas las facetas de la existencia: el amor por puntos, la valía profesional por puntos, la paternidad, la buena vecindad, la ciudadanía, la amistad por puntos. Cuántos inhabilitados para casi todo lo importante habría entonces. Y sin posibilidad de redención.

No hay comentarios: