viernes, agosto 04, 2006

CUERPOS EXTRAÑOS

La gente rica siempre tiene a su lado algún parásito; las ciencias y las artes, también. No creo que exista en el mundo ningún arte ni ciencia que se vean libres de "cuerpos extraños"... (Chéjov, en "Una historia aburrida").

Totalmente cierto. Pero también lo es que, estrictamente hablando, el único modo de acercarse a la ciencia o al arte es en calidad de "cuerpo extraño". Todos somos intrusos o impostores, hasta que el tiempo, el juicio ajeno o la evanescente conciencia propia de estar empeñados en algo consistente demuestren lo contrario, o nos absuelvan de esa sospecha. Una absolución que, en todo caso, es también y sólo temporal.

Claro que lo ideal sería trabajar sin estar pendientes de ese veredicto. Mientras los impostores tratan de ganarse desesperadamente (algunos, incluso después de muertos) el favor del jurado.