jueves, agosto 10, 2006

GESTOS

También los medios afines al gobierno le reprochan a su presidente que no haya interrumpido antes sus vacaciones con motivo de la oleada de incendios que azota Galicia. Bueno. La verdad, no sé en qué puede influir en la resolución de la catástrofe que ese hombre siga o no en su lugar de veraneo. Le basta con tener un teléfono a mano y llamar un par de veces al día al responsable sobre el terreno para preguntarle cómo van las cosas. Pero aquí la prensa es la primera en exigir gestos populistas. Lo hizo con lo del Prestige, estentóreamente. Y lo hace ahora de nuevo, forzando un paralelismo que, por lo menos, resulta de mal gusto.

No hay comentarios: