viernes, agosto 25, 2006

POUND

Ezra Pound: posiblemente, no el poeta que uno se llevaría a una isla desierta, pero sí un magnífico maestro de poetas. Acabo de leer su Homenaje a Sexto Propercio, uno de sus ejercicios de "traducción creativa". Pound subraya las discontinuidades y lagunas que presentan los textos del autor latino, lo aligera de retórica, cambia de sitio, e incluso de poema, párrafos enteros, introduce anacronismos, interpela al lector... Y el resultado es más Propercio -más nervio, más sentimiento agónico, más cinismo e ironía- que cualquiera de las desmañadas traducciones literales que debemos a los filólogos. Más Propercio, incluso, que el propio Propercio.

No hay comentarios: