jueves, septiembre 14, 2006

DETRITUS

El libro-objeto de arte sobre Bacon que lady Forster -nuestra televisiva Elena Ochoa- acaba de publicar se titula Detritus. La vocación excrementicia del arte moderno, desde el urinario de Marcel Duchamp a las latas de merda d'artista que custodian las benditas vitrinas del Reina Sofía... Está uno de acuerdo en pocas cosas con Margaret Thatcher. Pero no me parece mal del todo su definición de Bacon: "ese hombre horrible que pinta cuadros horribles". Frase, por cierto, que parece hacer mucha gracia a los defensores de Bacon.

***

Nuestra administración se declara abiertamente roussoniana: desde una directora de prisión, de la que leo una entrevista en una revistilla femenina, a las altas instancias educativas, que se defienden de los vergonzosos datos sobre nuestro sistema escolar aportados por los informes internacionales diciendo que no es bueno suspender tanto y hacer que los niños repitan de curso. Rousseau puro: los niños son buenos, es la escuela irredenta e inflexible la que los corrompe y desanima. Puro detritus, también, aunque esta vez de caldo ideológico agriado.

***

Hay mujeres que, cuando se alejan, parece que sonríen con las nalgas.

5 comentarios:

don nadie dijo...

¿Revistillas femeninas? ¿Elena Ochoa?
Con todo el respeto, pienso que sus lecturas son muy extrañas.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Suelo ojear el lote entero de suplementos que traen los periódicos del fin de semana. Los domingos son muy largos. Y lo de "lady" Forster lo leí en El País, que es un periódico respetable, ¿no cree?

sexageranio dijo...

YO en cambio no veo nada extraño en esas lecturas otra cosa seria que dijera usted que estaba leyendo por ejemplo "Communium Rerum" de Pio X, esto si lo veria extraño.

Aquilino Duque dijo...

Lo que dijo la Thatcher del artista Bacon es perfectamente aplicable a la mayoría de los escritores y artistas, en sentido lato, de nuestro tiempo.

Locomotora dijo...

Por qué no generar un nuevo y mejor discurso...