sábado, septiembre 02, 2006

FISIOLOGÍA Y SUEÑOS

A ver cómo lo explico: cuando uno tiene ganas de orinar y, por no levantarse de la cama y renunciar definitivamente a ese estado de semiconsciencia en que los sueños se mezclan libremente con percepciones reales, se aguanta hasta que no tiene más remedio que ceder a la urgencia y acudir al baño. Y es como si los sueños se desaguasen por la taza.

3 comentarios:

bambola apassionatta dijo...

Es cierto, a veces uno desea estar sondado. Los sueños no se van tan lejos, como mucho acaban en una bolsa.

pies diminutos dijo...

Buenísimo, creo que no se podía expresar mejor el caso en cuestión...
Yo, cuando regreso a la cama, trato de fijar en mi mente la última imagen del sueño y a veces el esfuerzo da sus frutos, no sé porqué...

redondito y naranja dijo...

Tras leer esta meditación y tras estar sentado escuchando el silencio y pensando en la soledad de mi abandono, se me plantea una pequeña duda, si el sueño merece la pena, puede ser una buena medida el aliviar la fisiología y seguir soñando sin levantarse de la cama??

Realmente no lo sé, pero me gustaria conocer vuestra opinión.