jueves, octubre 05, 2006

PROVINCIA

Pero ahora caigo en la cuenta de que la la condición de provinciano no depende, en absoluto, de haber nacido o vivir en provincias. Seguro que hay provincianos que almuerzan todos los días en Central Park, pongo por caso (o en El Retiro, ya que estamos). Y cosmopolitas que llevan treinta años sin salir de su pueblo.

Tampoco estoy muy seguro de que, como juicio de valor, "provinciano" suponga una descalificación. Pienso, más bien, en el uso que hace Gil de Biedma de la palabra "retráctil" en un afamado poema suyo. Los provincianos tendemos a verlo todo como si poseyera esa "cualidad retráctil" de la que hablaba el poeta, y no con esa admiración algo bobalicona por la fugacidad, por lo cambiante, por la novedad gratuita, que muestran algunos capitalinos.

Provincia es sinónimo de sitio apartado. Y en esta vida es esencial saber guardar las distancias.

6 comentarios:

Isidro Rey "Escara" dijo...

· Hombre, entiendo que si uno es de oficio mamporrero, por ejemplo, al reconocerlo intente vestirlo con toda la poesía y la elegancia de que sea capaz. Ser provinciano es lo mismo que ser alguien de gusto poco refinado y exigente, alguien de mentalidad y costumbres poco avanzadas, un paleto, palurdo, atrasado, burdo, vulgar, ordinario, sencillo, llano, gaznápiro. En esto parecen ponerse de acuerdo la mayoría de diccionarios. Pero a lo mejor tiene usted razón y resulta que todo esto no supone descalificación. A decir verdad siempre os hemos tenido mucho cariño en el Foro y este cariño seguro que es fruto de algo. Siempre se ha sabido agradecer en la Capital vuestros bollos, embutidos, patatas, legumbres, matronas, etc... que tan bien nos han alimentado. La deuda contraída con las provincias es insalvable por eso nunca entenderé a los capitalinos que os miran por encima del hombro. Cualquiera podemos ser provinciano algún día, de ahí mi absoluto respeto.

Á. V. dijo...

Bonita entrada. Muy oportuna. Comparto tu opinión. Saludos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

No hay que confundir "provincia" con "pueblo", "aldea" o "campo". El pequeño y (por qué no) provinciano puerto de mar en el que vivo no produce bollos, embutidos, etc. Ni siquiera matronas. En cuanto a mamporreros, la verdad es que no conozco a ninguno (aunque sí conocí a un chico gitano que decía tener buena mano con los caballos, y que quería aprender ese noble y bien pagado oficio). Pero tampoco es cuestión de sacar a relucir orgullos o deméritos locales, ni oficios ancestrales (como, por ejemplo, el de fabricante de boinas, tan bien representado en ciertas calles castizas de Madrid). Sospecho que la provincia más cerrada y recóndita se encuentra en ciertos círculos capitalinos. Y que a veces se agradece un poco de lejanía, para respirar mejor.

(Aunque convendría aclarar que, si le tengo tanto cariño a Madrid, en fin, es por lo poco que tiene de gran ciudad.)

Isidro Rey "Escara" dijo...

Tiene usted razón, al final desde la cafeteria del Corte Ingles de Callao solo se ven los rojizos tejados de esta ingenua aldea manchega.(Y un barbó tocandole el jeto a su lumi) Pero no se ofenda, la definición y los sinonimos de provinciano los he sacado de un par de diccionarios, incluido el DRAE. Me faltó una acepción un tanto curiosa:
f5. adj. ant. Perteneciente o relativo a cualquiera de las provincias vascongadas, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, y especialmente a esta última. Era u. t. c. s

José Manuel Benítez Ariza dijo...

No me ofendo, amigo Isidro. Estoy acostumbrado a contemplar ese peculiar "skyline" desde la terraza de un amigo que tiene una buhardilla en Alcalá. Y me gusta.

conde-duque dijo...

Lo más provinciano es llamar provinciano a los que no viven en Madrid. Lo dice un madrileño, que conste.