lunes, diciembre 04, 2006

MELANCOLÍAS

Leo, por recomendación insistente de unos amigos, un libro de una poeta que ha ganado varios premios recientemente. Es un libro agradable, brillante, sugerente, de fácil lectura. En él no se dilucida ninguna cuestión importante: vagas melancolías, constataciones más o menos hermosas, materiales prestigiosos. Y así debe ser. ¿Acaso alguien puede pretender que un libro desgarrado, áspero, revulsivo, tenga un buen pasar en uno de esos acontecimientos mundanos que llamamos "premios literarios"? Sería hasta de mala educación. Así que no le pidamos peras al olmo. Los premios están para lo que están.

***

Esa nube que ocupa el valle que tengo ahora ante mis ojos. Uno no entiende nunca la vida de los demás: ¿cómo pueden vivir en medio de esa niebla espesa, mientras aquí arriba luce este esplendoroso sol de invierno? Pero ¿y si ahí abajo pensaran lo mismo? ¿Y si de pronto una horda desesperada ascendiera por la carretera, dispuesta a disputarnos nuestro privilegio de sol, nuestras vistas al valle, nuestra melancólica suficiencia?

***

"No he madurado", dice García Martín en su diario. "Simplemente he echado barriga y me he quedado calvo". Pero acaso madurar sea eso: adquirir la capacidad de constatar esas pérdidas (la juventud, la plenitud física). Lo verdaderamente extraño sería decir: "Cómo he madurado. Sigo teniendo la mata de pelo negro que tenía a los veinte, la misma agudeza visual y el mismo vientre plano. Y, sin embargo, arrastro ya melancolías de viejo".

5 comentarios:

ramirez dijo...

Disfrutando de un café negro y de tus exquisitas escrituras de pasta fina.

Anónimo dijo...

Oiga, ¿qué poeta es ese?, que yo quiero leerlo.

Anónimo dijo...

Insisto, ¿quién es el poeta tan premiado?

José Manuel Benítez Ariza dijo...

El libro -que me ha gustado, dentro de las precisiones que hago, que pueden aplicarse a otros- se titula "Atlas", fue XX Premio de Poesía Hiperión, y su autora es Ana Isabel Conejo, ganadora también de otros premios. Tuve noticia de él en el programa "Ojo crítico", de RNE, donde leyeron uno de los poemas (no recuerdo si fue la propia autora). Luego he tenido otras noticias más o menos indirectas de ella, y es ese cúmulo de coincidencias lo que me ha llevado a la lectura del libro del cuestión.

Anónimo dijo...

Muy agradecido por el comentario. Haré por leer el poemario que me indica.