viernes, enero 05, 2007

¿Y SI...?

Lo pensé el 11-M y lo pienso ahora, después de lo de Barajas: ante un atentado contra la comunidad, lo que esta comunidad debe hacer (y lo único que, en buena ley, puede hacer) es cerrar filas en torno a las instituciones y autoridades que esa comunidad se ha dado. Ya habrá tiempo para críticas y reproches. Ya habrá ocasión de renovar o retirarles a esas autoridades la confianza otorgada en su momento. Ya habrá ocasión, incluso, de examinar la actuación de esas autoridades ante la crisis, y de exigirles responsabilidades. Lo contrario es oportunismo y falta de generosidad, o quizá algo peor. Y un modo de concederles a los criminales un rédito inesperado (o no, quién sabe) por su crimen.

***

El triste espectáculo de ver a manifestantes de uno y otro signo insultándose en la calle: hasta hace unos días, creía que eso era privativo del País Vasco. Pero ya veo que no. En eso los vascos (algunos, los que increpan y amenazan) han sido más españoles que el resto: en mantener vivo ese espíritu cainita que los demás considerábamos más o menos olvidado y que ahora, por fin, aflora de nuevo.

***

Noche de Reyes. Qué carga de cinismo lleva uno encima. Y qué poco pesa cuando uno, en el intervalo entre sueño y sueño, se pregunta: ¿Y si...?

No hay comentarios: