jueves, marzo 22, 2007

ORDEN ALFABÉTICO

Labios quemados, no sé si del frío de esta mañana o del sol del mediodía. Después de todo, que un solo efecto pueda tener dos causas opuestas no deja de ser un milagro. Uno de los muchos milagros de la primavera.

***

Este libro mutilado, sin cubiertas, derrengado. Y que, pese a todo, me resisto a tirar. Lo alineo con los otros. Azares del orden alfabético: queda flanqueado por dos ejemplares rutilantes, firmes, que conservan todavía la prestancia de lo nuevo. Lo que, tratándose de libros, no siempre es un título de gloria.

***

Un problema de orden práctico, que me he planteado muchísimas veces y encuentro que también ha preocupado a Manguel: ¿por qué "García Lorca" va en la L y "García Márquez" en la G? Esas dos clases de Garcías: los indelebles (los que condenan a uno a ser siempre García) y los discretamente invisibles.

Ni siquiera el orden alfabético es neutral.

1 comentario:

desaparecido dijo...

Los apellidos de los autores... como esas personas que siempre están ahí, pero que a veces no queremos ver.

saludos!