lunes, abril 16, 2007

AUTOCOMPLACENCIA

Hombre, señor presidente, eso de que "la autocomplacencia es un sentimiento conservador"... Si es así, su partido, y no digamos su aliados coyunturales, están llenos de conservadores recalcitrantes.

Los únicos sentimientos (o, mejos, actitudes) que pueden asociarse, grosso modo, a las ideologías que se reparten el espectro político son optimismo y pesimismo. La izquierda es, o pretende ser, roussoniana, mientras que la derecha, incluso a su pesar, se encastilla en el pesimismo de Hobbes. Pero incluso esto es simplista, a la vista de la realidad. También hay algo de roussoniano, por ejemplo, en el capitalismo salvaje, mientras que el proteccionismo económico y social en el que se traducen muchas propuestas de la izquierda no es más que una expresión del temor al homo homini lupus.

¿No hay complacencia, por ejemplo, en todos esos muchachitos de la farándula que se definen como de izquierdas porque es lo guay (permítaseme usar esta palabreja de parvulario)? Por mi parte, yo no soy más que un pesimista que intenta mantener la cabeza fría, y que para eso practica un cierto optimismo moderado en su vida cotidiana.

No hay comentarios: