jueves, mayo 03, 2007

CUESTIÓN DE NÚMERO

Nuevo atasco monumental, provocado por:
a) el recuerdo de las lluvias torrenciales de ayer, que hace que todavía hoy haya quien tome sus precauciones
b) la huelga de autobuses urbanos
c) la protesta de los trabajadores de los autobuses urbanos
d) una marcha de los trabajadores de Delphi por la avenida principal de la ciudad, y
e) el asfaltado del Paseo Marítimo, que es la alternativa natural a la avenida cortada por la manifestación.

Renuncio a cualquier protesta, para que nadie me acuse de insolidario o cascarrabias. Bienvenidas todas esas inconveniencias, que han sumido a la ciudad en el caos. Deben de ser signo de algo. Decía ayer que un atasco de tráfico es una suma de pequeños egoísmos. Pero acaso también la ciudad quedaría paralizada si todos estos pequeños egoísmos no llegaran a su término. Si ese camión de reparto no entrega su mercancía, si ese fontanero no acude a la casa donde le esperan, si este oficinista no cierra a tiempo las gestiones que tiene encomendadas. Incluso es posible (fíjense: sólo posible) que alguien echara de menos las líneas que suelo garrapatear al llegar a casa.

Si los articulistas fuéramos cuatro mil (Dios no lo quiera), otro gallo nos cantaría.

2 comentarios:

Trombocid dijo...

Mi opinion es que en este caso tendrias que montar una buena manifestacion que atasque algo pidiendo que las cosas se organicen de manera que nada se atasque. De esta manera en vez de proteston o cascarrabias te llamarán reivindicativo, que mola mas.

Manuel dijo...

Una sociedad se mide por avanzada en el número de vinculos que pueden crear entre sus participantes... a costa de dejar de ser libres.