jueves, julio 12, 2007

Qué

¿Qué compra uno cuando compra un perfume?

***

Que este pub de hace treinta años -papagayos, peces de colores- tenga clientela a las seis de la tarde no deja de ser curioso. Y más todavía que quienes contribuyen a esta ilusión de intemporalidad no tengan ni idea de que reproducen lo que hacían sus predecesores -sus padres, e incluso sus abuelos- hace treinta años.

***

Ponemos fin a las juergas porque, en realidad, no sabríamos cómo terminarlas si no les impusiéramos un final. Yo me entiendo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y yo no sé si te entiendo pero hago lo mismo, ponerle fin a la juerga cuando no sé como acabarla.
Y también es curioso que ahora te asombre lo qué no lo hacia hace treinta años.