jueves, agosto 09, 2007

POESÍA

Ojeo, para pasar el rato, una página web sobre poesía norteamericana, y me llama la atención que los poemas más leídos, según las estadísticas de esa misma página, sean, además de los previsibles (los de Poe, Frost, Whitman, etc.), los debidos a autores como Shel Silverstein y Maya Angelou; los dos, por lo que puedo comprobar, artífices de una poesía desconcertantemente sencilla y falta de pretensiones. El primero, en fin, se presenta como autor de poesía infantil, lo que no obsta para que sospechemos que sus verdaderos lectores son los padres de esos niños a quienes presuntamente van dirigidos sus poemas. Tanto Silverstein como Angelou (esta última fue invitada a leer un poema en la toma de posesión de Bill Clinton) emplean ritmos sencillos, suelen acogerse a un bienhumorado registro entre irónico y tierno y no incurren casi nunca en los manierismos vanguardistas. Se les lee con placer, en fin, aunque quizá no sin alguna prevención...

No es que uno, a estas alturas, vaya a abogar por una poesía que, cuando no resulta infantiloide, nos parece ingenuamente panfletaria o moralista, o abonada a los tópicos de la corrección política. Pero, ante el hecho de que esta poesía parezca gozar de general aceptación, no hay más remedio que preguntarse, por lo menos, si nuestra inclinación (la del aficionado europeo, en general, y el español en particular) hacia una poesía más compleja, que exige una cierta familiaridad con la tradición y depende de ciertos hábitos interpretativos, no será el resultado de un gusto un tanto pervertido, después de tantos años de canon oficial impuesto a golpe de libro de texto, de poesía protegida y subvencionada, de "consagrados" que deben su consagración al capricho de turno de algún ministro o algún presidente del gobierno.

Silverstein y Angelou se comportan, en su esfera, más como estrellas pop que como intelectuales encaramados a su particular torre de marfil. Posiblemente no representen lo mejor ni lo más granado de la producción poética norteamericana. Pero tampoco creo que lo mejor y más granado de nuestra poesía contemporánea sea lo que escriben los tres o cuatro poetas que saldrían a colación en cualquier encuesta que pudiera hacerse. Y sí resulta muy preocupante que, cada vez que la poesía española intenta recuperar el desparpajo irónico, el tono conversacional, el humor, la naturalidad y el contacto con la vida, se alcen voces poderosas para condenar esas "desviaciones" y devolverla a lo de siempre: a la oscuridad pretenciosa, al falso misterio, a la trascendencia inane. Al otro extremo, en fin, de lo que representan las voluntariosas poéticas de esos dos autores de ultramar.

10 comentarios:

Mabalot dijo...

Pues vivan los negros de ultramar, y de paso ya le digo que me alegro de que siga tecleando aquí en agosto. Feliz verano, lo que queda...

Un saludo.

Darthz dijo...

Vaya, otro gaditano, y otro que se interesa por la literatura: es mi pasión, por lo que te invito también a pasar por mi hogar y, si gustas, nos vamos leyendo.

Yo últimamente leo mucha poesía. Leo a Poe y leo a Shakespeare, aunque me cuesta un tremendo esfuerzo a veces comprender las originales (ya que es una edición bilingüe y también los voy ojeando en su versión inglesa). Ah, y también el Canto a mí mismo de Whitman, que lo tenía por ahí algo aparcado y últimamente, leyendo recomendaciones sobre sus Hojas de hierba, me decidí a continuarlo de nuevo (no sé por qué lo dejé).

Y oye, me ha gustado este espacio tuyo. Te enlazo, paisano.

Una sonrisa.

Manupé dijo...

Perdón, pero no entiendo la entrada de "darthz". No se si le sorprende que usted sea gaditano o que sea escritor. Si es lo primero, es decir, que sea gaditano, tiene un pase, pero si es que acaba de descubrirlo, y según él su pasión es la literatura.....a buenas horas.

En cuanto al artículo, para muestra un botón: En USA hay un rapero muy conocido, Eminent, creo que se llama , que está considerado un grandioso poeta, al igual que el próximo Premio Príncipe de Asturias que es un cantante y "poeta".
Aquí, le llaman poetas a los autores de coplas de carnaval mientras los cantautores versionan a poetas consagrados o escriben libros de poesía, véase Joaquín Sabina. ¿No será que tanta heterodoxia, nos lleva a ser los más ortodoxos?.

Jorge Ampuero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Darthz dijo...

¿Qué es lo que no entiende, manupé? Es la primera vez que entro a este blog, y la primera vez que leía a este hombre, y yo también soy de Cádiz; de ahí mi alegría por ver alguien más que comparte este amor por esta arte, y de que encima lo haga bien. No hay mucho más, ni tampoco, me temo, tantos misterios. Confuso, me despido.

Saludos.

RM dijo...

Manupé, Darth no tiene la culpa de tener 19 añitos. Admire usted la pasión del muchacho.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Bueno, no me esperaba que esta entrada agosteña, y sobre poesía, tuviese tantos comentarios. Bienvenido, Darthz: yo también me alegro de que haya tantos paisanos metidos en esto. Los poetas que citas están entre mis preferidos, y creo que merece la pena leerlos en su lengua original. Saludos.

Jorge Ampuero dijo...

Creo que cada poeta y poética que así como tienen su escuela tienen también su público. Los gustos son muy variables en cada ser humano, sociedad y generación y cada quien se hace, a fuerza de su capacidad mental o espiritual, si se puede decir, una antología de sus preferencias. En cuanto a una crítica actual seria e inteligente sobre poesía, creo que desde hace mucho hay carencia en el medio o quizá existan algunas voces por ahí de las cuales no estoy enterado, pero por aquí en Perú, por ejemplo, nada de esto se lee o percibe.

Interesante blog.

Saludos...

Darabuc dijo...

Un comentario muy marginal, pero si se permite la curiosidad: siempre he pensado que Silverstein era blanco, pero no he visto más que fotos en la red. ¿Era negro o se me escapa un doble sentido?

Por otro lado, es uno de mis poetas preferidos para niños, pero yo, personalmente, no lo tengo por un gran poeta para adultos. (La distinción no siempre es válida, pero hay casos en los que quizá sí.) Sin embargo, era un gran orador (declama y a veces medio canta los poemas de un modo fabuloso, muy comunicativo para los chavales), y entre su estilo juguetón y el buen humor, es una lectura que tiende a alegrar el día, a mi modo de ver.

Cordialmente,

Gonzalo "Darabuc"

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Amigo Darabuc: ahora que lo dice, puede que me haya equivocado: las fotos que he visto de Silverstein, con el cráneo rapado y barba, me han hecho pensar que era negro, pero no encuentro datos que apoyen esta conclusión apresurada, así que... no lo será. Corrijo mi texto para eliminar esta imprecisión mía.
En cuanto a su opinión sobre su poesía, estoy totalmente de acuerdo. Puede que no sea un gran poeta, pero sus versos son, verdaderamente, de los que te alegran el día, dicho sea sin segundas.
Gracias.