miércoles, septiembre 26, 2007

DE SUPUESTO

Extraña, desconcertante imagen captada en la calle: una escalera de caracol suspendida en el aire, llevada por una grúa. La idea de encontrarse atrapado en esa escalera, y subir hasta arriba para encontrar el vacío, y desandar los escalones para volver a dar con el vacío.

***

La gata. Se estira cuan larga es sobre sus patas traseras, extiende los brazos hasta el segundo estante de la librería del pasillo y saca a manotazos un tomito delgado. Nada, de Carmen Laforet. Que, bien mirado, es un libro algo gatuno, sí.

***

Hispanistas. Ésta empieza el prólogo con la mejor voluntad, agradeciendo las becas y fondos dispensados por tales y cuales riquísimas universidades norteamericanas. Y uno la ve venir. Hasta que, en la décima línea, encuentra el primer grumo en esta sopa espesa: "de supuesto", en vez de "por supuesto". Y pasa como cuando, en medio de una obra de teatro seria, el actor comete una pifia que hace reír al público: ya es imposible tomarse en serio lo que sigue.

No hay comentarios: