jueves, septiembre 20, 2007

EVASIÓN

¿Por qué hay tantos prejuicios contra la literatura "de evasión"? ¿O, más aún, contra la consideración de que una de las funciones de la literatura sea... distraer? Lo pienso después de leer uno de esos amanerados cuentos sureños de Truman Capote. Capote no es un genio, ni siquiera un autor demasiado original, pero sí suele resultar agradable. Y eso es lo que me produce el cuento: una muy satisfactoria impresión de agrado, bienvenida después de una mañana plena de mezquindades laborales. ¿Por qué rechazar esa amabilidad sobrevenida¿ Ya sé que algunos sacarán aquí a colación la literatura "que no hace concesiones" y demás... Pero incluso esa literatura "dura" no deja de proponer, a la postre, motivos de reflexión de alcance mayor (o menor) que los insidiosos problemas cotidianos; y halaga la inteligencia del lector, lo que constituye, quizá, la mejor manera de elevarlo por encima de esos problemas.

6 comentarios:

Darabuc dijo...

Yo tengo la impresión de que el mundo literario tiene muchos candidatos y pocos seleccionados; y entonces parte de los miembros se dedica a excluir a los demás, por la razón de que no escriben como uno o conciben la literatura de otra manera: contra los que "solo entretienen", pero igual contra los "encerrados en su torre de marfil", etc. Me parece una comprensión deficiente de lo que nos ofrece la lectura; al menos, no cuadra en absoluto con mi experiencia personal de lector. Me gusta el OULIPO y me gusta Stevenson, me gusta Paul Celan y me gusta Conan Doyle. Es solo que no me valen todos para lo mismo: cuando me apetece Celan, no me vale Benedetti, y cuando quiero acompañar a Jim a la Isla del Tesoro, necesito que el narrador utilice todas las vocales. Hay un libro para cada momento, creo yo...

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Exactamente, amigo Darabuc.

Portorosa dijo...

Yo creo que cada literatura, como cada música, tiene su momento.
(Siempre que sea buena, podría añadir, sin por ello estar volviendo al punto de partida de la cuestión.)

Portorosa dijo...

Ay, perdón, no sé por qué, no había leído la última frase del comentario de Darabuc.

Darabuc dijo...

¿Porque era demasiado largo? Parece que hasta ha secado la fuente de los comentarios, os salen todos tímidos y breves... ;D

Portorosa dijo...

No, no sé por qué, Darabuc. El caso es que me dejé sin leer sólo esa frase... No lo entiendo.

Un saludo.