domingo, septiembre 09, 2007

NUBLADOS


Opresión de día nublado sobreañadida a la opresión del domingo y a otras opresiones que lleva uno dentro. Que pase pronto.

***

Cuentos completos de Truman Capote. Trabajosa porfía por hacerse un estilo propio, copiando a unos y a otros. Y ese estilo sólo aflora en frases sueltas, inesperados destellos poéticos que condensan una situación y la elevan por encima de sus, a menudo, onerosas y demasiado detalladas circunstancias. Así, una muchacha que mira, abstraída, como bailan otras dos muchachas negras: "Era como si estuviera dormida y las negras fueran su sueño". Con este tipo de frases clava el relato.

***

A menudo he dicho que, para tomar la decisión de no leer los libros de alguien, me basta con haberle leído un mal artículo en prensa: quien no sabe resolver un texto de un folio, difícilmente sabrá resolver una novela (aunque no pueda decirse lo mismo del proceso inverso). Añado ahora: para no leer más a alguien, basta con haberle leído una mala traducción; como las de J. V. de Truman Capote: pueden perdonársele los argentinismos, pero no los anglicismos, ni la falta de comas estratégicas, ni la mala correlación de tiempos verbales en oraciones compuestas, ni la falta de criterio a la hora de decidir si retiene u omite los pronombres personales del original, imprescindibles en inglés, pero no siempre desechables en castellano...

***

Y si a alguien le parece impertinente el párrafo anterior, lo remito al primero, como excusa.

2 comentarios:

Manuel dijo...

Que bueno es clavar un relato, y dificil.

Anónimo dijo...

Quizá Juan Villoro gane manejando su propio talento y no el de terceros.
Yo creo que sí lo hace.