jueves, octubre 11, 2007

CASA EN CONSTRUCCIÓN


Casa en construcción
[Itinerario poético 1984-2007]


Renacimiento, Sevilla, 2007. Colección "Antologías"


“La realidad está ahí, y yo formo parte de ella, y a mí me parecen bastante misteriosas la realidad en sí y mi posición en esa realidad, de modo que voy a intentar explicaros las razones de ese doble misterio”, parece decirnos Benítez Ariza. Y entonces fluye el verso, sereno y sin sobresaltos, aunque con encabalgamientos abruptos y expresiones anticlimáticas, con voz muy clara y precisa, y los misterios modestos de la conciencia se iluminan de pronto, aunque no para dejar de ser misterios, sino para ganar en extrañeza, ya que, al fin y al cabo, y por la ley inflexible de la paradoja, no hay nada más misterioso que el resultado del análisis de un misterio.
(Del prólogo de Felipe Benítez Reyes)


Las antologías poéticas tienen siempre algo de atajo, de muestrario apresurado, de catálogo de piezas cobradas: entiende uno que les sean útiles a los escolares y a todos aquellos que, por el motivo que sea, tienen la obligación de “estar informados” de lo que hacen, o han hecho, tales o cuales poetas. Menos se entiende para qué puedan servirles a un poeta en activo, más allá de cumplir un poco airoso papel de recordatorio publicitario de su mera existencia y situación, o satisfacer su vanidad. Por supuesto, ha habido poetas que les han sacado gran partido a las antologías, e incluso han hecho de ellas un instrumento importante de reelaboración y reconsideración de su trabajo: tal es el caso de Juan Ramón Jiménez; o, más modestamente, el de otros poetas no tan sistemáticos, pero que, en algún momento de su vida, supieron aprovechar la ocasión de publicar una antología para ofrecer una perspectiva sugerente y fresca de su obra (pienso en Blas de Otero, por ejemplo, y en el modestísimo pero entrañable volumen que publicó en la colección “Rotativa”, de Plaza y Janés, ordenado y prologado por José Luis Cano) (...)


Entre la antología y la obra completa, pues, he querido adoptar aquí una especie de solución intermedia: una selección muy amplia de poemas (alrededor de un centenar, la mitad aproximadamente de los que he escrito), ordenada como si fuera un libro de nueva factura, y obediente a ese inveterado impulso mío de ver los textos, no como materiales para un “libro” previamente planeado, sino como añadidos a una serie de “cuadernos” abiertos y en constante reelaboración, tantos como secciones tiene este “itinerario poético” que propongo: “Geografías” y “Biografía”, cuyos títulos creo que no necesitan explicación; “Las amigas”, que no se corresponde con el libro del mismo título, sino que pretende ofrecer una muestra amplia de ese “cancionero” ideal, de raigambre petrarquista, al que se ajusta buena parte de mi poesía más o menos amorosa; y “Al margen”, donde se insertarían todos esos poemas de mirada distanciada que me han creado cierta reputación de poeta analítico y frío, pero que no son sino el complemento necesario de los poemas más circunstanciados, la decantación última de lo que se debate en ellos. (...)

(De la "Nota del autor" que cierra el volumen)

3 comentarios:

Darabuc dijo...

Felicidades; lo buscaré.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Gracias. Agradeceré cualquier comentario u opinión que queráis hacerme llegar.

En cuanto a su localización: aunque esté mal por mi parte anunciarlo, sé que está ya en la Casa del Libro y en varias librerías de Internet, amén de todas aquellas a las que suelan llegar los libros de Renacimiento (que, aunque cuenta con buenas distribuidoras, no siempre gana el espacio que merece en las librerías).

desaparecido dijo...

Mañana en cuanto las tiendas dejen de considerarse "festivas" iré a buscarlo por el centro de Madrid.

De todo corazón, felicidades. Debe ser una satisfacción verte recopilado en cada página y, encima, prologado por el gran FBR.

Saludos.