viernes, diciembre 21, 2007

VILLANCICO


Todo vuelve y nada vuelve,
como este sol melancólico
de finales de diciembre.

Este sol que brilla sobre
las inquietudes de ahora
y las certezas de entonces.

Y el niño que fui una vez
–el niño que ya no soy–
dicen que ha vuelto a nacer.



(Éste es el villancico laico que envié el año pasado a los amigos por estas fechas, y que ahora hago público, después de enviar por correo ordinario el correspondiente a este año.)

Otros villancicos laicos: el de 2004 (publicado en 2005); el de 2005 (publicado en 2006).


No hay comentarios: