lunes, enero 21, 2008

CHANTAJE SENTIMENTAL

Lo malo de llegar al final de un día como el de hoy no es la sensación de haberlo perdido en mil tareas más o menos forzadas; sino la conciencia de que, a pesar de todo lo que presuntamente hemos hecho, no tenemos casi nada que contar. Días que, más que llenar, vacian.

***

Internet gratis para todos... Lo que no incluye esta estrambótica promesa electoral, sin precedentes en ningún país del mundo, es la necesaria coda: ¿para qué? Un pueblo semiletrado, producto de un sistema escolar deficiente, no cambia su condición por el mero hecho de disponer del último juguete tecnológico. Seguiremos siendo analfabetos, sí, pero informatizados.

***

También un gato puede hacernos chantaje emocional. Lo que dice mucho, no tanto de los gatos, como de nosotros mismos.

No hay comentarios: