lunes, febrero 18, 2008

ABUSOS

Poco a poco la corrección política se va convirtiendo en criterio estético. ¿Cómo, si no, entender esta frase: "Lolita es una historia de abuso, no de amor"? La encuentro en un abyecto artículo dominical firmado por alguien que se dice escritora... Y que conste que no soy un gran entusiasta de esa novela. Pero entiendo, como entienden los niños a propósito de los cuentos, que lo que narra sucede en un plano de especulación y fantasía, donde, gracias a Dios, no es aplicable el código penal. Es decir, no lo es de momento. Porque, a este paso, ocurrirá con esa y otras novelas (y con Shakespeare y Dante y otros conocidos panegiristas del abuso a menores) lo que sucede ahora con las caricaturas de Mahoma.

5 comentarios:

arati dijo...

Tocando temas candentes y sin mantener la "correccionpoliticaderigor"...
¿Ha empezado la semana levantisco?

Me le van a saltar a las yugulares, querido. Sílbeme si necesita unas tiritas: tengo por aquí unas de mis niños, muy alegres, con osos y elefantes sonrientes.

Felicidades por el arrojo.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Creo que a algunos (y algunas, por esa escritora a la que aludes) les gustaría que se hicieran realidad las predicciones de Bradbury: con tal de no molestar a ninguna minoría o de no atentar contra lo políticamente correcto, que dejen de escribirse libros...

ana dijo...

Y yo que pensaba, en mi ignorancia, que la grandeza de esa novela radica precisamente en sentir amor en el abuso de Humbert.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Eso es, Ana. La grandeza de la buena literatura consiste en que nos hace ver que las cosas no son tan simples como parecen. Por eso, utilizar obras literarias en cierta clase de argumentaciones, por bien intencionadas que éstas puedan ser, resulta siempre contraproducente.

Anónimo dijo...

Es que las noticias olvidan todo lo que no sabemos de las historias y la literatura precisamente rellena las lagunas. Y siempre es abrumador porque nada es blanco o negro. Y que no lo sea nunca.
Arati, yo necesito tiritas. ¿Dónde hay que pedirlas?
Saludos cordiales.
JLP