jueves, julio 17, 2008

CAUSAS Y EFECTOS

Leo que la disminución del número de accidentes de tráfico ha provocado un descenso de las donaciones de órganos jóvenes. Y me parece oír, de fondo, el aullido de licántropo del experto que ha relacionado los dos hechos. Ah, la ley de la causalidad.

***

Oigo también que los bancos norteamericanos en cuyo auxilio ha tenido que acudir la Reserva Federal solían incurrir en la curiosa práctica de prestarles dinero a los insolventes para, en el momento en que dejaran de pagar el préstamo, embargarles las casas y venderlas por una suma siempre superior a la prestada... Con lo que esta crisis muestra su lado moral: es una crisis merecida. Lo malo es que quienes más van a pagar las consecuencias serán los de siempre.

(Esto, al menos, es lo que oí en la radio: pero, a los pocos minutos de haber publicado esta entrada, me recuerda el amigo Baltanás [ver "Comentarios"] lo que él publicó al respecto hace unos meses, que sitúa la cuestión en términos más comprensibles. Lo que no descarta del todo, entiendo, la lamentable práctica a la que alude la noticia de la que me hago eco.)

***

Ese estado de extrañeza en el que a veces te sumen las noticias más pedestres.

5 comentarios:

Enrique Baltanás dijo...

La nota sobre los bancos no se corresponde con los hechos, que más bien son estos:
http://almargendelosdias.blogspot.com/2008/04/el-misterioso-caso-de-las-hipotecas.html

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Gracias por el recordatorio, que incorporo a la entrada.

Bárbara dijo...

Tontas relaciones causa-efecto, sin duda por efecto del sol directo sobre alguna neurona.
otra: en verano aumenta el consumo de helados. En verano aumenta el número de ahogados. Conclusión si te comes un helado corres el riesgo de morir ahogado.
Saludos de alguien que ha asomado casualmente su cabeza por aquí.

Delfín dijo...

jajja... me pareció excelente la Causa-efecto en la donación de órganos,

Te dejo un saludo, primera vez por tu espacio, y seguiré de visita.

Delfín
www.minificciones.com.ar

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Bienvenido.