jueves, julio 03, 2008

PERFIL

El hijo del caballo y la caballa es el caballito de mar. (O de cómo hacen falta tres inteligencias, trabadas en una conversación casual, para poner en pie esta tonta ocurrencia; que, en buena ley, no se le puede imputar a ninguno de los tres.)

***

La mayoría de los cuerpos desnudos fallan en el perfil.

***

Cada vez que clavamos el palo de la sombrilla en la playa tomamos posesión de un continente. Y lo colonizamos cuando colocamos alrededor las sillas plegables y las toallas.

3 comentarios:

Juan Antonio, el.profe dijo...

Pero, ay cuando un cuerpo desnudo no falla en el perfil, qué prodigio entonces.
Me gustaron las tres greguerías.

Mery dijo...

Otra tonta ocurrencia en medio de una conversación: dime algún animal de la familia de los gatos....¡GATITOS!.

Estoy con Juan Antonio: hay cuerpos que alcanzan el beatífico estado de perfección, tanto de perfil, como de espalda (también difícil de conseguir). Escasos ejemplares, es cierto.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Aunque a mí también me conmueve el hecho de que un cuerpo más o menos perfecto de frente muestre alguna imperfección en el perfil. Digamos que eso vuelve más soportable la perfección.