domingo, septiembre 14, 2008

FÓSFORO

Después de celebrar una pequeña efemérides familiar con una cena a base de marisco, se me ocurren, en el duermevela, un par de ideas para poemas y un nuevo capítulo para la novela que ando revisando. A ver si a va a ser verdad eso del fósforo.

***

"Hanelei Bay", me dice M.A., podría ser un cuento de Somerset Maugham. Con lo que queda explicada mi incomodidad con Murakami: sólo Somerset Maugham podría escribir un cuento de Somerset Maugham. El propio Murakami explica el resto: se considera, dice, escritor de novelas, y sus cuentos no son más que esbozos o retazos de novelas por escribir. Claro que lo legítimo, entonces, sería esperar a que surgieran esas novelas, y no vender los esbozos como si fueran obras acabadas.

***

A K. no le gustan los alimentos especiados, y nos mira con cierta desaprobación cuando nos ve ingerir carne o pescado con el sabor disfrazado. En esto es muy nouvelle cuisine. No sé que pensaría de nosotros si nos diera por consumir alimentos gelificados o volatilizados, al modo de los que prepara F.A. Nos consideraría unos tarados, seguramente. Y puede que tuviera razón.

1 comentario:

Mery dijo...

Me encanta cuando hablas en nombre de K. Cuando interpretas sus actos sale a flote tu alter ego.
Un abrazo