domingo, octubre 19, 2008

BUEN SENTIDO

La sabiduría del joven Stendhal: "Ahora tengo más buen sentido, pero quizá soy más mediocre", dice en la entrada de su diario correspondiente al 14 de abril de 1804. Y luego (19 de abril): "Tengo que limitarme a ver repartidas entre todos mis amigos las cualidades que quisiera reunir en uno solo".

***

La anfitriona era joven y deseable. Y cuando nos fuimos todos (los matrimonios primero), los dos solteros del grupo no supieron cómo actuar; finalmente, se quedaron los dos. Uno se marchó a eso de las tres de la madrugada, convencido de que no había nada que hacer; el otro se quedó, sí, pero porque lo rindieron el sueño y el alcohol y hubo que acostarlo. Y es que hay deportes que un hombre, a partir de cierta edad, sólo debería practicar sobre seguro, o cuando no hay competencia, o cuando no hace falta trasnochar.

***

Era gente sencilla y sin afectaciones: sólo hablaban de dinero.

No hay comentarios: