miércoles, enero 21, 2009

MÁRMOLES MUÑOZ

Me inquieta haber encontrado en el buzón este anuncio de "Mármoles Muñoz". Y, sobre todo, esta ominosa advertencia: "Realizamos todo tipo de trabajos".

***

Obama: lo más curioso, esa inaudita unanimidad de la clase política española en congratularse de su elección, como si la derecha le pasase por alto el componente socialdemócrata de su programa económico y la izquierda hiciese la vista gorda respecto al tradicionalismo y la constante apelación a los "viejos valores" que enaltecen la retórica del nuevo presidente. Sea. Pero lo más gracioso, quizá, fue el resumen que este viejo escritor portugués, de notorias simpatías estalinistas, hizo de su discurso; según él, podía condensarse en cuatro palabras: Otro mundo es posible.

***

Había intentado leer a esta poeta en otras ocasiones y siempre se me había caído de las manos. Hasta hoy. Ya estoy maduro para Emily Dickinson.

4 comentarios:

Mery dijo...

También a mí me ha costado ponerle los ojos encima a la Sra. Dickinson. Quizá sea mejor decir que le ponía los ojos encima pero el alma se me escapaba rebelde.

Los Muñoz suenan amenazantes, desde luego.

En cuanto a Obama, creo que el terror de la crisis causa estos efectos. De igual manera dicen que afecta a las mujeres, que compramos barras de labios a destajo. Y otras cosillas mas de una índole u otra.

Un abrazo

Francisco Casoledo dijo...

No tires a la papelera el teléfono de Los Muñoz. Nunca se sabe si necesitarás algún día de sus eficientes trabajos, tal como está el mundo literario.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Hombre, amigo Casoledo, no me diga eso. En todo caso, serían mis allegados los que necesitarían el dichoso teléfono. Para mi lápida, claro.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Buena forma de definir a Saramago, sí señor...