domingo, marzo 01, 2009

MÁSCARAS

Después de ver, en la noche carnavalesca, todos estos ramilletes de muchachas disfrazadas de gatos, o de gatas (que es el disfraz más simple, y más acorde con la naturaleza alocada de esa edad: maillot negro, medias negras, orejitas, bigotes pintados, rabo), cuando vuelvo a ver a K. le descubro no sé qué nueva faceta oculta de muchacha en flor. Ella, la gata, también se disfraza a veces.

***

Estas lluvias repentinas de carnaval, empeñadas en limpiarlo todo.

***

Y esas madres cluecas, que siempre disfrazan a sus bebés de polluelos.

***

En todo grupo numeroso de enmascarados siempre hay uno que viene de cometer un crimen.

No hay comentarios: