jueves, septiembre 17, 2009

PUNK

No me tengo por especialmente sensible a los exabruptos de corte, digamos, blasfemo: simplemente, me parecen una falta de educación. Pero en la parada de autobús oigo a una de esas inefables arpías de barrio de voz ronca y modales irredimibles exclamar: "Me cago en los muertos del sol"; y, no sé por qué, me parece que ha incurrido en una profanación imperdonable.

***

Si algún efecto ha tenido en mí la actual crisis, es haberme aficionado a los programas económicos en televisión; al menos, en mi breve ronda por los canales internacionales a media tarde, me paro en curiosidades como Quest Means Business, una especie de one-man-show a cargo de un tal Richard Quest, que es un personaje de facciones caballunas, grandes dientes y un curioso modo forzado de hablar, tal vez determinado por sus extrañas facciones. Sin embargo, este físico poco agraciado parece otorgarle bula para moverse y expresarse con una desfachatez poco común, que se extiende al lema con el que cierra el programa: Whatever you do, make it profitable ("hagas lo que hagas, hazlo rentable"), y a algunos golpes ocasionales, como éste con el que cerró el martes su reportaje sobre los grandes beneficios que se esperan del nuevo superventas de Dan Brown: "¿Seré yo el único que no se ha leído El código Da Vinci?".

***

Y esta cuasi definición del venerable término punk que espigo en Measure for measure: neither maid, widow, nor wife; es decir, "ni doncella, ni viuda, ni esposa". Pues eso.

2 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Por aquí yo he llegado a oír: "Me vi a cagá en la caló y toas sus mulas". Me hizo hasta gracia. En cuanto a la Economía, es mejor que esperes a que pase la crisis para interesarte por esta ciencia. En estos tiempos sólo verás oráculos y vendedores de humo.

Un saludo.

FELIPE BENÍTEZ REYES dijo...

La barbaridad más grande que he oído es "Me cago en tus muertos y en tus muertas".
Corrección política igualitaria: mierda para todos.