jueves, octubre 15, 2009

QUIENES SÍ

Los discursos puramente mentales del insomnio suenan siempre mejor que cualquier posible equivalente escrito. Lástima de no contar con un mecanógrafo a quien dictárselos. O con una impresora enchufada al cerebro.

***

Recibo, vía correo-basura, una oferta laboral que pide un "Técnico Especialista en Acción Social y Solidaria", cuya función sería "gestionar programas de Cooperación al Desarrollo, Género, Discapacidad, Interculturalidad, Participación, Voluntariado...". Todo mezclado. Una especie de entendido en las desigualdades humanas, las evitables y las otras. No creo que les sea difícil encontrarlo. De boquilla, al menos, conozco a varias docenas de personas que se creen capaces, no ya de solucionar los graves problemas asociados a estos enunciados, sino de cambiar incluso la naturaleza humana. Aunque mucho me temo que el propósito no es tanto encontrar a la persona adecuada, como anunciar a bombo y platillo que a la institución convocante le preocupan estas cosas.

***

Tras una noche de insomnio, uno se siente siempre más misántropo que el día anterior. Tal vez por mera envidia de quienes sí han dormido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Wow ME SORPRENDE INCREIBLEMENTE la coincidencia DE PENSAMIENTO!.

un saludo desde mis resonANSIAS.