miércoles, marzo 10, 2010

DECÁLOGO DE LA LLUVIA

Casi todo lo que se puede decir sobre la lluvia está ya en el refranero ("Nunca llueve a gusto de todos") o en la poesía ("Il pleure dans mon coeur / comme il pleut sur la ville").

***

Más que limpio, este cielo despejado después de tantos días de lluvia parece exhausto.

***

No sabría decir si el anhelo de limpieza que nos hace desear que llueva abundantemente es el mismo que nos hace anhelar el principio de cauterización -de desinfección, diríamos- que suponen unas horas de sol.

***

Cuánta vida en estas breves escampadas entre chaparrón y chaparrón. Todo lo que acertamos a hacer en ellas parece escamoteado a la lluvia por venir.

***

"Mojado hasta los cuernos" (Gil de Biedma): también eso está bien dicho, porque hay modos de mojarse a la intemperie que te convierten inevitablemente en una criatura grotesca.

***

Signo de indiferencia por antonomasia: ver llover. Pero a ver quién acierta a hacerlo sin que se le moje por lo menos la mirada.

***

Los charcos son los cristales rotos que quedan en el suelo después de que el trueno lance su pedrada.

***

De qué bañista descuidada son esas prendas que quedan colgadas de los cordeles en las azoteas, mojándose.

***

La depresión siempre tiene algo de redundante, como unos calcetines mojados dentro de unos zapatos mojados, sobre un suelo mojado.

***

O dándole la vuelta al refranero: siempre llueve a gusto de alguien.

3 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Me quedo con los versos de Verlaine, magníficos. Y el "casi" ha dado mucho de sí. Has dicho muchas cosas interesantes sobre la lluvia. La greguería de los cristales rotos me ha gustado mucho, y la redundancia de la depresión. Un abrazo.

E. G-Máiquez dijo...

Un diez de entrada, José Manuel. Muchísimas gracias. Qué poesía en esa mirada mojada, y que psicología plástica en la redundancia de la depresión. Muy sensual la bañista descuidada y muy sabia la sonrisa final: con entradas como ésta, llueve a gusto de todos. Plas, plas, plas (¿aplausos o saltos en los charcos? Ambos.)

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Mejor, pasos de baile, como los de Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia. Un abrazo.