viernes, julio 23, 2010

PAUSA

Todo ha de tener una pausa en esta vida. Cierro este cuaderno durante un mes, aproximadamente, que es el tiempo que espero descansar de estas rutinas que también son trabajo, y que en las últimas semanas han ido unidas muy significativamente al trabajo propiamente dicho. Terminada la novela, bien puede uno prescindir de los rituales de calentamiento a los que ha recurrido para ponerse en situación de escribir. Volveremos a finales de agosto.

5 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Que la pausa te sea provechosa, José Manuel. No te digo que cargues las pilas porque es una falacia: con el descanso se descargan.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Cierto. Y volver a cargarlas es lo más trabajoso de la vuelta. Un abrazo.

Diego Fernández dijo...

Estaremos atentos a tu vuelta.
Felices vacaciones.
Abrazos,

Diego

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Hace casi un mes que yo había parado y pensaba que estaba rodeada de superhéroes que no paran de trabajar ni siquiera un poquito. Peo la verdad es que me ha encantado poder seguir leyendo lo que escribes mientras descanso.
Ahora te toca descansar a tí también, pues !Felices vacaciones y te esperamos a la vuelta!.

Alejandro Pérez Ordóñez dijo...

Te echaremos de menos, pero te mereces el descanso. Un abrazo.