miércoles, julio 21, 2010

PUNTO FINAL

Punto final a la novela. Es la segunda entrega de la trilogía que empezó con Vacaciones de invierno y de la que ya sólo me queda por escribir la tercera. Tres episodios cerrados, ligados sólo por una muy lasa continuidad (auto)biográfica y por un similar planteamiento en cuanto a la relación que se establece entre la historia personal/familiar que se cuenta y los aconteceres externos, situados en ese confuso periodo histórico que llamamos "Transición"... Anoto aquí el propósito, que hasta ahora sólo había figurado en mi cabeza, y me doy cuenta de que las intenciones no terminan de materializarse hasta que no se encuentran las palabras justas con que expresarlas. Iré afinando, claro. Tampoco tengo aún el título de la trilogía, y a lo mejor ni siquiera lo necesita. Sí el de ésta segunda novela: Vida nueva. Y un esbozo ya de la tercera, cuya escritura no comenzará ni hoy ni mañana, porque hay que darse un respiro, y quizá discurrir por otros pagos durante semanas o meses, y atender otros proyectos, hasta situarse idealmente en el punto cero de toda creación, en el momento preciso en el que ésta no puede aplazarse más.

***

Esas personas que tienen una orquesta de percusión en la cabeza.Y que la ponen a sonar en cuanto se levantan.


4 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Ya puedes contarme como lector para esa segunda parte.
Un abrazo, y feliz descanso.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Gracias, José Miguel. Feliz descanso tú también.

José Miguel Ridao dijo...

Enhorabuena. Le haré un sitio en la estantería junto a Vacaciones de Invierno, pero hasta que no deje la playa no pienso leer nada, que estoy escarmentado.

Un abrazo.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Sí, amigo Ridao, ya he sabido de tus apuros con la lectura playera. Un abrazo.