viernes, enero 28, 2011

DIEZ DEL SOL



El sol de invierno constituye siempre un consuelo. Insuficiente, sí, pero que se agradece igual.


***


Cada vez que nos paseamos con abrigo en un día soleado el sol siente que le hacemos un reproche.


***


Los pusilánimes no serviríamos para hacer el oficio del sol: mediado noviembre, desistiríamos.


***


Quienes mejor entienden el sol son los gatos.


***


Nadie más solidario que estos gatos amontonados al sol: la parte alícuota de calor que recibe cada uno redunda en beneficio de todos.


***


El color preferido del sol es el verde: es el que mejor le sale cuando pinta la mañana, y el que mejor luce cuando los demás aparecen ya un poco gastados o requemados, al mediodía.


***


Al sol no le gusta que lo miremos cuando se proyecta en una pared blanca: se siente desnudo. Por eso nos ciega.


***


Esas manchitas solares que quedan en la retina cuando nos deslumbramos: islas de un archipiélago incandescente, por el que navega Caronte.


***


Cuando está nublado el sol se ríe a través de esas rendijas luminosas que vemos entre las nubes.


***


Pese a la existencia de los soláriums, el sol es gratis.

4 comentarios:

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

En estos días en que hace tanto frío (o por lo menos frío para nosotros) es cuando más se agradece la luz, la claridad y el calor...

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Especialmente en nuestra querida Sierra,E.

José Luis Piquero dijo...

Muy bueno. Te lo dice un amante del sol, un entendido.
Un abrazo.

elefancia dijo...

Muy bien estas greguerías por sol-eares.