jueves, abril 07, 2011

DISYUNTIVAS



La disyuntiva entre volver sobre lo escrito, para corregirlo y afianzarlo, y seguir adelante hasta alcanzar el desenlace previsto. La novela llegará a su final de un  modo u otro. Y acaso lo verdaderamente inquietante de la disyuntiva sea su traducción en términos vitales: vivir con la mirada puesta en lo ya vivido, ahondando en su sentido y -acaso- corrigiéndolo o poniéndolo en claro; o seguir adelante sin mirar hacia atrás. Sólo que, en el caso de la vida, la elección rara vez se plantea en estos términos; y son las circunstancias las que hacen valer el pasado, casi anulando el presente; o, por el contrario, te fuerzan a saltar en el vacío.

***

Aporto mi rap a la maratón escolar de lectura que se celebra en mi centro de trabajo. Lo pongo en manos de unos animosos chicos que consiguen darle el punto apropiado de desgarro y emoción. Y me resulta extraña esta melopea en boca de quienes quizá no entiendan o compartan del todo su sentido: que, como el de tanta poesía escrita por adultos, no es sino una reconsideración entre nostálgica y rencorosa del pasado. Lo escribí, por cierto, al hilo de los preparativos madrileños de mi novela. Lo que, a tantos kilómetros de distancia, le añade, si acaso, una nota más de extrañeza. Un poema, dicen, deja de ser de uno en el momento en que el lector se lo apropia. No sé si será el caso. Tampoco sé si esta tirada de versos sincopados es, estrictamente hablando, un poema; quiero decir, un poema mío. Aunque ¿quién me dice que la voz que acaso haya conseguido impostar en mis versos serios es, estrictamente hablando, la mía verdadera?

***

No hago otra cosa que discurrir entre dudas. La principal, con todo, se refiere a la pertinencia de todos estos esfuerzos. Acaso fuera mejor dedicar el tiempo y los desvelos a otra cosa. ¿Y quién me garantiza, en ese caso, que las cogitaciones que pudieran ocupar, una vez reconquistado mi tiempo, mis posibles paseos de desocupado no me causarían más quebraderos de cabeza, quizá, que estas otras?


Imagen: óleo de Dorothea Tanning

No hay comentarios: