jueves, abril 28, 2011

SOBREMESA Y CINE

"Es como Blade Runner pero en triste", me dice M.A. a propósito de Alphaville, la película de Godard.

***

Y también, poniendo los puntos sobre las íes, después de que yo me haya deshecho en elogios acerca de la utilización que Anthony Mann hace del cinemascope en Los héroes de Telemark: "Querrás decir su director de fotografía".


***


—Antes no se te ocurrían estas precisiones —le digo. 
—Antes me las callaba.

3 comentarios:

Olga Bernad dijo...

Dios mío, pues Blade Runner ya es bastante triste...

José Manuel Benítez Ariza dijo...

La tristeza de Blade Runner es menos cruda, quizá, por lo estilizada. La tristeza de Alphaville -que, como película, tiene muchas semejanzas con la otra- es más de fondo... y de forma.

Mery dijo...

Me encanta la contundencia de la frase final.