jueves, junio 02, 2011

EL VERDADERO

Evaluaciones, lecturas atrasadas, preparación de una conferencia. Ni un minuto para acudir a este diario. No pasa una hora, sin embargo, en la que no vuelva a él, aunque sea imaginariamente, porque se ha convertido en la pauta ideal de lo que pienso y no llego a escribir, o de lo que pienso a secas... Y casi me parece que el verdadero diario es ese otro.

4 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

No sé yo tampoco en ocasiones en qué lugar estoy, a pesar de saberme en un sitio y de entender qué me rodea y las circunstancias por las que allí me hallo. Estoy en lo que deseo. Se está en la realidad, pero se resiste por la ficción, por especular, por darle cuartel al fingimiento, a ese mundo de libertad absoluta en la que nos entregamos a este oficio (lo es, lo es, lo es) que llevamos en el alma. Si hay alma, la mía está escribiendo. A todas horas, José Manuel. Pienso en escritura. Escucho y pienso en cómo volcar eso escuchado en palaabras. Mi blog es una especie de refugio, pero es un vampiro también. Me aturde y me llena. Leer otros como el tuyo me libera, me hace sentir siempre muy bien. Me gusta siempre muchísimo esa forma tuya de reducir la información, de condensar, de rebajarlo todo y entregarlo pulcramente. Ahí también aprende uno. Nos veremos un día de éstos, amigo. Ya va haciendo falta. Un abrazo.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Buena imagen, Emilio, con la que se podría escribir una novela: el "blog" como vampiro. Lo sería, supongo, si en este ejercicio solipsista no nos acompañaran los lectores. Un abrazo.

lourdes dijo...

Gracias por este compartir la vida es una actividad constante pero lo que importa es vivir el momento presente que el señor nos va dando y vivirlo a plenitud un saludo

Arrowni dijo...

Otra imagen del blog: Es como la mamá cuando uno le pide permiso para ir al baño.