martes, julio 12, 2011

IN THE MOOD



Hojeo la edición de la Poesía Completa de Federico García Lorca que ha preparado Miguel García Posada para Círculo de Lectores. De la poesía de García Lorca creo que no me falta nada importante por leer. Pero, ¿qué quiere decir uno cuando dice que ha leído a determinado poeta? En mi caso, que tengo una idea cabal de la totalidad de su empeño. Y eso sólo lo puedo decir de muy pocos poetas; en el caso de la Generación del 27, quizá sólo de Cernuda, Gerardo Diego y Alberti (lo que no quiere decir que los tres me gusten en igual medida). A otros (Salinas, Guillén, el mismo Lorca) también los he leído, pero algo, una íntima falta de sintonía quizá, ha hecho que de esas lecturas quede en mí el recuerdo de una serie más o menos larga de descubrimientos parciales, antes que una idea de esa totalidad de la que hablaba antes. En ese aspecto, no tengo "leído" aún a Lorca. Y me pesa, porque, en su caso, todos y cada uno de esos "descubrimientos parciales" que me han deparado mis lecturas anteriores resultan de muchos quilates. A lo mejor este verano y esta edición terminan de subsanar ese débito. 

Pero, ay, primera decepción: leo el prólogo de M.G.P. y lo que encuentro, como argumentos para ponderar la valía del poeta, no es sino una enumeración de... descubrimientos parciales, reunidos con paciencia de entomólogo (y no demasiada paciencia, todo hay que decirlo, porque la mayoría de los ejemplos aducidos pertenecen a un puñado de poemas del Romancero gitano). Pero no se lo voy a tener en cuenta, ni al poeta ni a su compilador. Siento que estoy in the mood para la poesía del granadino, quizá por hartazgo de la mera discursividad y por apetencia de una poesía más abundante en destellos verbales que pongan un poco patas arriba nuestra percepción de las cosas. 

Será una gran lectura de verano, qué duda cabe.

8 comentarios:

Paco Velázquez dijo...

Buena lectura para el verano, es verdad, la retomaré.
Feliz verano, José Manuel.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Igualmente, Paco.

Antonio González dijo...

Casualmente, yo también tengo ahora delante este nuevo libro de la Poesía de Lorca, con la esperanza de que sea una buena lectura veraniega. Por ello aprovecho la ocasión para hacerte un par de preguntas, desde mi vasta ignorancia:
-En este primer libro, Libro de poemas, emplea la mayúscula inicial para todos los comienzos de verso; pero ya en los siguientes libros pasa a la ortografía habitual por estos pagos. ¿Esto obedece a algún cambio de criterio del autor, o sólo es un descuido o despiste del editor?
-Sólo estuve leyendo un rato ayer por la tarde; y me asaltaron unas cuantas dudas de detalle: posibles descuidos del autor, erratas... Me limito a consultarte una de ellas, solamente. Página 84, justo a la mitad: "¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas / Almas de fuentes claras y humildes manantiales!". ¿No sería más lógico "que llevas en tus gotas"? Creo que alguien ha dicho que no puede haber buena poesía si no hay buen uso de la gramática; o algo así.
Para terminar, cambio de tema: me ha parecido muy interesante, en todos los aspectos, tu trabajo sobre Proust en el último Clarín. Sin duda, eres un maestro.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Las mayúsculas iniciales en "Libro de poemas" obedecen, como aclara el editor en sus notas finales, a una costumbre juvenil de Lorca, que luego abandonó. En cuanto al verso que me citas, no sé qué decirte: el texto parece primorosamente revisado, así que, en principio, no veo que haya que dudar de la versión ofrecida. En sus notas Miguel García Posada insiste en que Lorca era, básicamente, un poeta oral, y que por ello hay en él determinados usos de la puntuación, y me imagino que determinadas construcciones gramaticales, que no son del todo aceptables en el lenguaje escrito.

Me alegro de que te hayan gustado mis apuntes sobre Proust. Un saludo.

Anibal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anibal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anibal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anibal dijo...

Los ingenuos admiradores del Sr. Garcia Lorca, le agradecemos su buena predisposición para acercarse a este poeta de masas.
Doy gracias al creador por no leer la poesia como D. Antonio Gonzalez. Puede que me esté belenestebizando, pero el hecho de que me la pele la gramatica y la ortografia me ha permitido leer a Garcilaso sin dar una sola arcada. Vaaale, ya me aprieto un poco mas el cilicio en los huevos.
Un saludo.