lunes, julio 18, 2011

JAZZ

Mientras oigo a esta banda de jazz que se declara devota de Charlie Parker, y cuyo repertorio está formado casi exclusivamente por versiones de temas del genial saxofonista, se me ocurre que es una pena que la imitación declarada esté tan mal vista en otras artes; y que, cuando se da, lo sea siempre de modo vergonzante, o como un estadio previo a la conquista del estilo propio y la originalidad. Que no haya poetas, por ejemplo, que se declaren abiertamente cernudianos, nerudianos, albertianos, byronianos, etc., y dediquen su vida y obra a utilizar aplicadamente los recursos de sus maestros a poemas que, sin ser originales ni aspirar a ello, sean tan placenteros de leer como es grato escuchar a unos buenos músicos recreando la música de sus maestros. 


***


Solos de contrabajo: en relación a la voluntad que pone quien lo toca, el instrumento siempre da mucho menos de lo que se espera de él. Y, aun así, da mucho.


***


Esta vocalista no sabe o no dice que estos versos que acaba de cantar son de Lorca: Por tu amor me duele el aire, / el corazón y el sombrero. / ¿Quién me compraría a mí, / este cintillo que tengo / y esta tristeza de hilo / blanco para hacer pañuelos? La melodía, eso sí lo dice, es de Javier Ruibal. Y se queda uno pensando si, en la bellísima tiniebla sonora que los envuelve, estos versos dicen lo mismo que en una lectura silenciosa. Yo acabo de reencontrarlos en mi lectura de Canciones, el primer gran libro del poeta granadino, que aclara la pertinencia de la no publicación del anterior, Suites, en vida del poeta: ese libro, con todos sus aciertos, no es más que la cantera de la que sale el depuradísimo material publicado en Canciones. ¿Gran poeta truncado, dije el otro día? Error. Un libro como éste acredita sobradamente la valía de un poeta. Y tal vez lo que quise decir era: gran poeta cuya inimaginable obra de madurez, en sentido cronológico, ese pliegue sobre sí mismo que vemos en la evolución de otros poetas que alcanzan la longevidad, no podemos siquiera conjeturar. ¿Cómo sería ese largo poema llamado Adán, que, según el editor, tenía el poeta en mente en el momento de su muerte? Para asimilar una lectura, uno no tiene más remedio que acudir a las analogías, que son el único recurso que nos permite decir algo sobre lo que ya está inmejorablemente dicho en palabras del propio poeta. Hace uno una lectura analógica de Lorca en relación a sus coetáneos. No sirve de mucho, pero uno se entiende.


***


"Hablábamos de ti", me dice esta amiga pintora, en el momento en que paso a saludar al brillante contrabajista que ha oficiado esta noche. "Hablábamos de lo mal que están las cosas para los pintores y los músicos, y él decía que todavía hay a quienes les va peor."


***


Y a casa, antes de que termine la jam session. También por eso envidia uno un poco a los músicos. No hay jam sesssion posible en literatura. La diversión, si la hay, es solitaria. Y ya se sabe lo mal vistos que están los placeres solitarios.

5 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Jam session onanista. Ese es el oficio de quienes hacemos estas cosas.

Anibal dijo...

Bien corregido, No se saque usted la picha.

marinero dijo...

Ahora sí, de acuerdo.

José María JURADO dijo...

Querido José Manuel

El otro día, cuando dabas tus impresiones acerca de la primera poesía de Lorca, me decía, le esperan las "Canciones", le esperan las "Canciones".

Me da mucha alegría ver que, en parte, ha sido así.

Es un deslumbramiento de aciertos, el núcleo radiactivo de Lorca.

Ahí, sí, está todo, mucho más que en el Romancero.

Abrazos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Me alegra la coincidencia, José María y demás contertulios. Esto, no lo olvidéis, no es un suplemento literario donde se hace crítica de libros, sino un diario personal en el que se registran impresiones momentáneas, que, en el caso de una lectura, pueden ir cambiando según uno se adentra en el curso de la misma. De todos modos, entiendo que lo que digo en la nota de hoy no contradice esencialmente lo de la del otro día, más allá de las palabras elegidas en uno y otro caso. Gracias a todos.