viernes, julio 01, 2011

RUTINAS

Acabo de recoger en correos el ejemplar de Clarín con mis notas sobre Proust. Con este paseo matinal inauguro las semivacaciones de julio. Las llamo así porque, aunque en este mes no tengo obligaciones laborales, mi horario y  ritmo de trabajo se adaptan un poco a los de M.A., que sí las tiene; quiero decir que me levanto temprano -aunque sin prisas-, y que, después de desayunar parsimoniosamente, ordenar la casa y salir a correos y a por el pan, me siento a trabajar en mis cosas el resto de la mañana. No sé exactamente cuándo se instauró esta rutina. Calculo que hace unos diez años, cuando a raíz de mi colaboración semanal en Diario de Cádiz, me impuse la obligación de adelantar en julio los artículos correspondientes a agosto. Ése y otros compromisos acumulados hicieron de julio un mes dedicado casi exclusivamente a la escritura, en contraste con agosto, el mes lector por excelencia. La colaboración con el Diario se le llevó el viento de la crisis, mis compromisos ahora son mínimos, pero la predisposición a dedicar este mes casi exclusivamente a escribir, libre de cualquier otra obligación, se mantiene. Y en eso estoy, Cuando cierre esta nota, volveré a las castigadas páginas de la tercera entrega de mi trilogía novelística. Cuando no esté en vena para eso, redactaré la reseña pendiente para El Cultural o el ensayo sobre Internet y literatura que tengo prometido a unos amigos del IESA. Y cuando no tenga la cabeza más que para tareas mecánicas, corregiré las pruebas del libro sobre literatura biográfica que voy a publicar este otoño. Sé que a algunos este panorama les parecerá una pesadilla. A mí no. Dejo las tardes para pasear, para ver películas, para disfrutar de la compañía de los míos. Y la mañana, por así decirlo, a mi gran vicio, que es casi el único.

3 comentarios:

Alejandro Pérez Ordóñez dijo...

Maravilloso vicio, me alegra que seas tan "vicioso".

Anibal dijo...

Es un valiente confesando su repugnante vicio. Lo peor es que sea casi el único.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Casi.