viernes, marzo 09, 2012

PAYASO

De este "raro", Máximo José Kahn, de quien acabo de leer una biografía, me quedo con dos rasgos: su gusto por la mistificación -en una nota de La Gaceta Literaria lo presentan como "aviador" en la Gran Guerra; y se conserva una carta suya en la que trata de embaucar nada menos que a Lorca, para conseguir que éste le mande unos inéditos- y los títulos de sus dos novelas: Año de noches y Efraín de Atenas-. De esta última, además, me quedo con su final, digno de que lo filmara Murnau: el protagonista, empleado como payaso en un circo, impresiona al público contándole su tormentosa biografía, y luego muere... Se queda uno con ganas de leerla.


***


Terminar siendo un "raro" de tercera o cuarta fila; y fiar tu fama póstuma a que la Diputación te reedite los libros olvidados...


***


Lectura, melancolía. Mejor escribir; que, en determinadas circunstancias -ay, quién me mandaba a mi terminar mi última novela, con la que tanto he disfrutado- asegura, al menos, alguna que otra subida de adrenalina.

No hay comentarios: