miércoles, junio 06, 2012

ÁNGEL O DIABLO

Voy refrescando mi latín conforme ayudo a C. a preparar sus exámenes: Milites quibus puellae rosas dederunt multa vulnera belli reciperunt. Y, miren por dónde, me animo, veo el telediario y me digo, casi sin poder contenerme: Quosque tandem abutere Catilina patientia nostra? Etc.


***


No sé cómo decirle a X que me gusta más lo que me hace Y sobre la camilla. Pero quién quiere provocar un drama de celos entre fisioterapeutas. 


***


Tener la mirada de Dana Andrews en Ángel o diablo. Y estar siempre a la altura de esa mirada.

No hay comentarios: