jueves, julio 05, 2012

REGENERACIÓN

La voz pausada de este hombre es parte de su estrategia. Cuando estás confiado, ¡zas! te toma la cabeza entre las dos manos y la tuerce bruscamente, hasta hacer chascar las vértebras del cuello. Este tipo de cosas, sospecho, son también parte del repertorio. Como  lo es la subsiguiente sensación de que una tensión antigua acaba de liberarse. Se siente uno un muñeco roto. O, mejor dicho, uno de esos muñecos viejos a los que, para ponerlos presentables, hay que recomponerles las articulaciones.

***

Lo de Bankia es sólo el principio. Y me alegra que haya sido un pequeño partido que preconiza la regeneración del sistema quien haya conseguido llevar a los antiguos responsables de ese banco a los tribunales. Entre los encausados, personas procedentes de los partidos y sindicatos mayoritarios, componiendo una imagen que dice mucho de la clase de rebatiña a manos llenas en que ha consistido hasta ahora la gobernación del país. El fin de la crisis no llegará hasta que se hayan efectuado muchos procesos higiénicos de esta clase y se haya renovado sustancialmente la clase dirigente. Todo se andará. Aunque aquí, como es nuestra costumbre, esa andadura será lenta y con no pocas paradas y retrocesos.

***

"Ahora tendrás que pasar mucho tiempo mirándote al espejo", me dice este hombre, mientras me explica los ejercicios que he de hacer para regenerar el hombro fastidiado. Es la peor condena posible. Sobre todo, porque ya sabe uno que ese narcisismo -no ante el espejo, sino ante la pantalla de un ordenador- tiene mucho que ver con el origen del mal.

1 comentario:

Sergio Fernández Salvador dijo...

Curioso lo de algún partido político que "exige" explicaciones en el Parlamento y no se suma a la querella de UPyD, no vayan a salir también ellos trasquilados. País.