miércoles, septiembre 26, 2012

INCONSTANCIAS

El mar ya tiene color de otoño. En eso es como los noveleros, que sacan el terno correspondiente a la nueva temporada antes de que el clima imponga realmente ese cambio indumentario. Pero ya lo decían los poetas: el inconstante mar...

***

La única limitación temática que me impongo a la hora de escribir un artículo de prensa es que venga a cuento de algún suceso reciente, aunque sea (mejor si lo es) nimio o intrascendente. Pero qué limitación. Y qué sensación de ligereza cuando uno regresa al ámbito libérrimo de la escritura privada.

***

Los ánimos de uno son también inconstantes, como el mar. Cambian, a veces, en el tiempo que se tarda en pasar de una línea a otra. 

No hay comentarios: