martes, octubre 23, 2012

JERARQUÍAS

Un mar escalonado, sí, pero no con esa tendencia a sobreponerse que tienen las olas cuando las más avanzadas pierden velocidad y se ven alcanzadas por las que siguen. No: hoy todas guardaban las distancias, y venían a romper elegantemente en la orilla sin embarullarse con las demás. Hoy más que nunca el vaivén de las olas respondía a un compás. Y si uno aguzaba el oído, casi alcanzaba a oír la música.

***

Uno debe empezar a preocuparse cuando el sentimiento de desafección ciudadana que uno experimenta empieza a minar las propias convicciones. Sobre todo, cuando esa desafección se deriva precisamente de la firmeza de esas convicciones. 

***

Jerarquías literarias: entre principiante y senior, el periodo intermedio se parece mucho a esa edad en que dejamos de ser visibles a las personas del sexo contrario (o del mismo sexo, según) y, sin embargo, nos sentimos por dentro más pujantes que nunca.

***

Aniversarios íntimos. Hay cifras redondas que son como un milagro que uno nunca termina de merecer, y que incluso va mereciendo menos cuanto más alta es la cifra. Y ésa es precisamente la causa del sentimiento de gratitud que se deriva de alcanzarlas.

No hay comentarios: