miércoles, abril 24, 2013

LAS COSAS POR SU NOMBRE


No sé por qué, después de todas las cursiladas que suelen decirse a propósito de la lectura y del libro, especialmente en torno a estas fechas, a lo mejor quien va a tener razón es nuestro amigo A.L., que declaraba ayer a El Independiente: "No hay crisis de libros ni de literatura. La poesía, el ensayo y la novela están estupendamente... Lo que ha bajado de calidad son los lectores, que se han vuelto más rutinarios y más tópicos... Se lee menos y con menos provecho... Se va a volver al siglo XVIII, en el que sólo leía una minoría... Las grandes editoriales... hacen libros para gente que no lee."


A lo mejor hay que dejar de dorarle la píldora a la gente que compra un libro y una rosa una vez al año, y llamar las cosas por su nombre. 

No hay comentarios: