lunes, julio 28, 2014

AMANECERES

"¿Qué? ¿Las golondrinas?", me espeta este vecino que me sorprende en actitud contemplativa a primera hora de la mañana, con el pan recién comprado en la mano y una cierta mala conciencia por no estar haciendo lo que se supone que debe hacer una persona que disfruta de sus vacaciones, que es dormir hasta el mediodía. Pero no: aquí estoy, ya no sé si mirando el ir y venir de las golondrinas -mi vecino ha leído lo que escribí al respecto en este cuaderno el otro día, y de ahí el sentido de su alusión- o el de mis propios pensamientos, que tienen para divagar todo el hondo paisaje que se divisa desde esta plaza-mirador. No es uno demasiado partidario de los arrobos fáciles. Pero la verdad es que la confluencia del frescor matinal, la luz que presta a todas las cosas una cierta cualidad de estar hechas de una semitransparente materia ingrávida, el sentimiento de complicidad con otros madrugadores, y hasta el olor del pan recién hecho, infunden en uno una especie de fundado optimismo respecto al sentido de su estar en el mundo, de ser parte de este ordenado milagro que, a poco que el día empiece a rodar, a llenarse de ruidos, de prisas, de atropellos y rudezas, irá adquiriendo inevitablemente otro cariz. Pero eso será luego. Ahora toca gozar de este sentimiento de exultación. Y acopiarlo, en previsión de los malos ratos que vendrán.

***

La vibrante conclusión de Walden: la apelación a que emprendamos el único viaje que realmente nos conducirá a tierras desconocidas, que no es otro que el que nos lleva a explorar nuestra interioridad, esa terra ignota ante la que podemos sentirnos más desasistidos aun que si una tormenta nos hubiese arrojado, despojados de todo, a una costa extraña; y la insistencia en que esa azarosa arribada debe sorprendernos con los ojos bien abiertos. "Only that day dawns to which we are awake" ("Sólo amanece el día para el cual estamos despiertos"). Lo leo precisamente en la pausa contemplativa de mi paseo matinal. Pero queda mucho día por delante y no siempre es uno capaz de mantener los ojos abiertos tanto tiempo.

No hay comentarios: